sábado, 6 de marzo de 2010

a veces quisiera introducirme en un sueño sumamente placentero donde no tenga que preocuparme por pensar cómo no olvidar ese bienestar cuando deba despertar.

No hay comentarios: