viernes, 9 de abril de 2010

recita poesías en su memoria,
procura no olvidarlas, las repite.
Las pequeñas frases significatorias,
minuciosas como un pigmento
definen detalladamente la importante cohesión.
Coherencia que tapa,
por un centenar de lógicas entre cada oración.
Alude a un suplicio,
de una carta a su lector.
Redactada con aires de rabia,
incita a una despavorida resignación.

1 comentario:

Florencia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.