jueves, 9 de septiembre de 2010

Discutir por la razón, no nos conduce a la verdad.

No hay comentarios: