lunes, 28 de marzo de 2011

A veces no sé si ser normal tendría algo de bueno. no sé si decirme anormal sería un insulto. Cómo me lo debería tomar? No creo que por ser diferente seas un antisocial, un inadaptado, una mala persona, un objeto extraño, un loco. no lo creo, no lo quiero creer, pero es inevitable no pensar en todos esos adjetivos en el momento de escuchar " no sos normal". está bien, está mal que un ser querido termine siendo tu diario íntimo. está mal, no es sano, no es objetivo. Generalmente terminás siendo un maldito incoherente pensando y sobreanalizando por inercia. Pero sólo porque no hace falta sumarle a tu análisis OTRO análisis externo, que se agarra de frías palabras saboteadas por una garganta que escupe realidades absolutamente confidenciales. Que solo vos las entendes. Que sólo para vos son importantes. entiendo que soy bastante exigente, sensible y muy fría. soy constante, persistente y todos los sinónimos. Me gusta el arte, me gusta escribir. Me gusta ocuparme todas las horas necesarias en hacer lo que me gusta. Me gusta hacer lo que me gusta y me gusta lograr lo que me gusta. Punto.

No hay comentarios: