lunes, 18 de abril de 2011

Es fácil decir.

Una mañana te levantás veinte minutos tarde porque tu despertador falló. Son veinte minutos menos para desayunar, cambiarte, preparar las cosas. Evidentemente esa mañana, tomo un té que me llevo en el vaso térmico ( es decir para tomar en el camino) , espero al recreo y termino de desayunar. Es obvio, que no hay nada más aburrido que estar cuatro o cinco horas sentado escuchando a un profesor decir boludeces, o esperando a que dé más ejercisios porque los que dió te duraron cinco minutos. Para eso está la netbook, la agenda, anotador, donde escribo mi semana, donde me organizo. Una prueba esta semana, otra la otra, audición hoy, ir a comprar mañana, hacer la tarea ahora, dormir.. A veces te olvidás que dormir también cumple como función diaria. Es increible que algunos vuelvan a sus casas después de clase de medio turno y se tiren a dormir, i ni tengan que pensar en todo lo que tienen que hacer para mañana, o mejor dicho, dónde vana pedir un préstamo horario. ( ojala existiera ) Es verdad, no todos corren la misma suerte. Algunos en ves de tomarse 4 colectivos, + 2 subtes y dos trenes en un día, tienen a papito i mamita que los lleva y nisiqiera tienen que pensar en el tiempo que pierden viajando. ( que envidia, cómo deseo mi auto). La cuestión es que otros, ( como mi caso) , no les falta, no les sobra, solo no sabés dónde está. Te movés solo, pensás solo, actuás solo, llorás solo. En definitiva, a veces vivir en familia no quiere decir que vivas con ellos. Yo diria que soi una adolescente adultada. Está bien? Más allá del horario, de las responsabilidades; si me dejás sola en todo, no pretendas que las dos horas que te veo en casa haga lo que vos querés. Es así. Si me criás así, si elegís que viva sola, que me arregle sola, que crezca sola.. dejame crecer entonces. Porque si las 22 hs como por mi, viajo por mi, estudio, ordeno, pienso por mi. Esas otras dos horas no van a cambiar mi hábito. Nunca pretendi una mami o un papi. No pretendan serlos. Qué pueden saber de mi si no es por mi boca. Una que ya decidí cerrar. A veces tengo que ser egoísta, quiero creecer, i si no me ayudan, pienso ser más "viva", tengo que "Sobrevivir". Lo peor, i lo que más odio, es que pretendan saber de mi, o saquen hipótesis pelotudas, cuando dirían que no me conocen. Ni siquiera saben a dónde voy. No me van a decir qué hacer. A mi no me llevan los fines de semana, ni siquiera me van a ver. No les importa. Les importa que no les moleste. Ya lo sé. no los odio, pero a veces un título no es más que un par de papeles.

No hay comentarios: