domingo, 3 de julio de 2011

Es horrible despertar y pensar " lo viví de verdad? " .- y recordar todos esos momentos, las palabras, los llantos, ese abrazo interminable, ese sentimiento de unión inseparable, y cambiar de página;
era verdad? cómo entiendo ahora la otra vida? los otros comentarios, los abrazos agenos, ver la cara de alguien que creía conocer. Tanto me podías odiar? por qué desperdiciaste tanto tiempo al lado mío si en verdad era todo mentira?.-
Y la cabeza gira y lloras, no sabes si es por desesperación o por no saber.
No sé qué pensar.- mis hermanos, mis papás, mis mejores amigos, coinciden en lo mismo, y no se van a complotar en algo así.- estaba yo equivocada, anulada- sabían que no les creería - era ideal - o eso yo pensaba.
No puedo hablar sin llenarme de lágrimas, no puedo no pensar. No sé si miro atrás y tengo la luz apagada, no sé si miro atrás y sólo tengo que llorar.
Mi peor bipolaridad.
No solía confiar y confié, no solía gritar y grité; no solía amar, y amé; no solía escapar, y escapé; no tenía miedo, y temí.
Ahora miro mis marcas y lloro. No tengo miedo, sé quién soy, qué hago; ya no te tengo que descifrar, ni siquiera a mí.
Te vendiste tan bien, y yo me avergüenzo de tanto.
Ya está, y tengo tan sólo 16. Y seguro nadie que lea va a entender.
Quizá algún día quiera volver a mirarte a los ojos, y seguro me lloren como siempre, y espere que voluntariamente salga de tu boca algo de verdad.

No hay comentarios: