martes, 27 de diciembre de 2011

a veces, no sé cómo describirme.
Ser una persona, que tiene un rango tan grande de sentimientos, emociones.
Pero que no se explica con el sólo hecho de verla.
No considero tener ojos tristes, o quizás dicen demasiado y por eso dicen que soy rara.
Algunos elegimos, borrar ciertas cosas, seleccionarlas, como si nuestra cabeza fuera un pensadero, y pudiéramos elegir con qué cosa quedarnos.
Transformar mi mayor dolor en algo productivo, es mi acto reflejo más notable.
Analizar por qué, cuándo, unir, hacerme un esquema que me guíe, también.
Muchos tenemos o tuvimos una 'crisis existencial', también.
¿Alguna vez se sientieron diferentes?
el sólo hecho de ver desde arriba, cómo funciona mi cabeza, hasta a veces me hizo pensar que estaba loca.
Pero, 'no flor, vos no tenés ninguna patología, simplemente sos una persona que piensa interesante y te considerás peligrosa para vos misma'- fue una de las pocas cosas que me dijo mi ex psicóloga y quizás me ayudó más que muchas cosas que me podría haber contestado antes.
No somos enfermos, sólo pensamos.
Pero es inevitable borrarlo, y cada vez que vuelva a sí, vamos a llorar,
seguramente.
Lo interesante, es hacerlo productivo, que un sufrimiento no sea en vano.
ahí sí que no tendría sentido.
Me rendí, muchos también, pero tuvimos otra oportunidad.
Y aunque nos dé verguenza, a nadie le va a dar más verguenza que pensar que uno mismo también actuó así alguna vez.

No hay comentarios: