miércoles, 18 de enero de 2012

Detente un segundo, mira a tu alrededor.
Qué cosas tan maravillosas te estás perdiendo,
por sólo lamentar, una historia que tan sólo tu puedes terminar.

No hay comentarios: