miércoles, 18 de enero de 2012

a veces te extraño, extraño hablarte, que me hables, que alguien me diga que me ama y creerlo. Realmente extraño que me amen, que me cuiden,
extraño esa persona que creía que eras,
extraño lo que quería que fueras,
lo que me convencí que serías.

No hay comentarios: