viernes, 2 de marzo de 2012

como dos mundos paralelos,
una misma sociedad.
Diferentes reglas, diferentes miradas.
Una misma conclusión,
dentro de tanta ignorancia.
Dos caras de una misma moneda.
Dos maneras de decir la verdad.
Se subdividen, se entremezclan.
Pero ni se intentan comparar.
Se niegan, no se aceptan.
Pero tienen tanto en qué acordar,
se acercan, se transparentan.
Son las voces,
de la nueva sociedad.

No hay comentarios: