sábado, 14 de abril de 2012

te sientes inanimado, activo por el primer rayo de sol de la mañana,
pero agotado por un sueño sin concluir. Pequeña mente disociada del cuerpo como ageno,
pequeño desconectado , iluso, ingenuo , imperseptible; aguacil de día soleado, mariposa de efímera satisfacción. Qué le sucede a tus reflejos, qué es lo que piensas, cuando ya no puedo oír el latido de tu voz. Tus captadores fotográficos se dilatan inundándose de una tibia humedad, y así se entrecierran, se esconden, se detienen sin sobresaltar. Por paciente o por desgano, descriptivo y relajado...

1 comentario:

HuyEndoMe dijo...

que bonito lo que escribes.
ah! y yo tambien quiero un castillo flotante, para vivir entre nubes ^^

1saludo