domingo, 18 de noviembre de 2012

un ladrillito por día, sólo uno, quizas te canses, quizás la ansiedad te mate, pero con sólo eso,
al cabo de unos cuantos días, verás la hermosa casa construida por tu paciencia.

No hay comentarios: