jueves, 27 de diciembre de 2012

podría desnudarme completamente,
haciéndole conocer mis heridas,
mi suavidad y mi impureza,
las marcas que todavía no pude desaparecer de mi piel,
y hasta aquellas que tan bien pude recomponerlas.
Pero estaría preparado para conocerlas?
En mi más piadosa debilidad,
donde algún alma con ansias de al menos intentar amar,
pueda llenar cada rastro de mi delirio,
y hacerme brillar nuevamente,
aunque esté en la inmensa oscuridad que alguna vez,
me ahogó en la vacía destrucción.

No hay comentarios: