domingo, 2 de diciembre de 2012

Se puede estar solo, en compañía.
Se puede llorar sin encontrar el sentido.
Se puede gritar aunque nadie te escuche.
Se puede pensar sin silencio.
Se puede silenciar haciendo mucho ruido.
Se puede amar sin siquiera saberlo.
Se puede odiar a quien ama, y aún así
Se puede amar a quien se odia.
Se puede extrañar a quien está a tu lado.
Se puede perder mientras lo encuentras.
Se puede encontrar aunque lo hayas perdido.
Se puede sonreir entre mucha amargura.
Se puede amargar entre tanta alegría.
Se puede negar lo que se está observando.
Se puede aceptar lo que nunca fue visto.
Se puede amar sin ser amado.
Se puede ser amado aunque no se comparta.
Se puede saber lo que no se sabe,
Y se puede ignorar lo que se sabe.
Se puede elegir lo incorrecto, como
se puede rechazar lo más aceptado.
Se puede calcular lo desconocido,
Se puede fallar sin haberlo merecido.
Se puede aprender de lo fallado.
Se puede ganar habiendo perdido.
Se puede, aunque no se pueda.
Se puede porque siempre es un cincuenta porciento probable,
y el otro restante, simplemente no lo es.
Se es, y no se es. Simultaneamente.
Se equilibra en su bipolaridad.

No hay comentarios: