sábado, 16 de febrero de 2013

Cuando caen las hojas de otoño es sensacional,
caminar entre ellas y sentir esa renovación,
saber que les dan lugar a otras a que nazcan ,
algo así como purificación,
un comienzo constante,
una perfecta catarsis.

No hay comentarios: