miércoles, 13 de noviembre de 2013

Hola blog, buenas noches
vengo a acariciarte un rato simplemente porque me apetece derramar un poco de melancolía por acá, que de seguro no te moleste en absoluto...
Sabés... a veces me detengo a pensar, o más bien, a veces focalizo observando algo que me dispara un montón de ideas, que me abre mundos, y me hace viajar tan rápido que podrían pasar días enteros que a penas puedo acordarme que vivo en un mundo con tiempo y el espacio.
Es precioso porque en esos momentos es donde uno tiene esa delicada sensación de que todo encaja, de que tal vez sí hay un gran sentido. Realmente me ilusiono con que comprendo algo de la nada.
Concretamente, es un alud de imágenes que se entremezclan, frases, subfrases, personas, ideologías, hasta religiones diría.
Por ejemplo, ¿no viste alguna vez a una persona totalmente inspirada en la vida? ¿no te llamó la atención su manera casi artística de llevar a cabo su experiencia de vida?
-Sí, estoy muy colorida de palabra pero es por simple estado de melancolía.-
Es decir, ( y esto me remonta a uno de los primeros capítulos del Retrato de Dorian Gray) que hay personas que encuentran esa auténtica vocación, gracias a que se conectaron consigo mismos y actúan respondiendo a sus deseos más genuinos, y viven en una experiencia donde son el espíritu humano, activamente hablando. Estas personas actúan como el modelo que posa para que un artista lo ilustre en un paño de tela. Simplemente son en sus vidas, y eso es lo que los hace felices. Llevan puesto el arte en sí mismos porque son el arte, porque viven en espíritu humano, es decir, viven inspirados por la vida.
Estas personas tan sublimes en su andar, son las mismas que al observarlas me inspiran a seguir encontrando más en el camino, me hacen sentir que entiendo algo de este gran todo.
Quizás porque mi camino mismo es una búsqueda continua a sentirme inspirada. Lo que me lleva por momentos a titubear, y pensar dónde estoy? a dónde voy? qué me deparará el mañana? preguntas que no me las puede responder nada más que la vida misma. Enfin, al menos mi seguridad pasa por sentir certeza de estar simplemente donde tengo que estar.
De hecho, si tuviera certeza de mi futuro no tendría sentido experimentar la vida, ¿no?


Este año quisiera poder irme aunque sea unos días, a un lugar de este hermoso país donde sólo podamos conversar la naturaleza y yo. Y si alguien me quisiese acompañar, bienvenido será♥

No hay comentarios: