viernes, 21 de febrero de 2014

Muchas veces me repetí en la cabeza una y otra vez "el camino mismo, el camino mismo", y cada señal o información la asociaba como si fuese un rompecabezas más que tenía que unir para sentir que estaba donde tenía que estar. Pero hoy siento que comprendo, a la rutina, a los pequeños actos del hábito cotidiano, como esos modos abiertos de la conciencia, donde mediante el acto mecánico dejamos que nuestra mente se expanda y se una con el infinito. Es super profundo sentir , que de pronto en medio de un orden, una serie de límites, encontramos la libertad  tan buscada para el ser, y ese es nuestro camino mismo. Un montón de posibilidades de las cuales siempre observamos con ojos de niño, para luego optar por una y sumergirnos en ella conscientes, seguros, cálidos, entusiasmados y penetrantes.
Nos hacemos instante, infinitos, llenos de sentido y expansión. Conocemos la verdadera fortaleza, encontramos la claridad. De repente todo el curso desordenado y caótico se vuelve un templo perfecto , radiante, verdadero.
Contemplamos las maravillas de cada detalle, como un universo perfectamente ordenado, repleto de esplendor y belleza casi divina.
Todo eso, quizá preparándose un rico té, sintiendo la caricia lenta y juguetona de un saumerio , dejando que la lluvia constante y sostenida de una ducha nos recorra los tejidos más superficiales de nuestro cuerpo.
Dicen que el kundalini es una energía femenina, ¿ por qué será? quizás porque en un principio el servicio "bueno" era asociado a la costumbre de la mujer. "la buena mujer que limpia, cocina, teje, cuida a los chicos, siente, es". Hoy ya no se reduce a la mujer, ya no encontramos el mismo sentido en un hábito de cocina, en una disciplina constante y sostenida. Entonces, la identidad de hace agua, y cada uno, dentro de la gran masa que brega entre tanta multiplicidad, busca su propio marco, lo decora como gusta, lo convierte en luz y lo viste con dignidad y decisión.
¿No es hermoso a caso, sentir por un momento que todo tiene sentido? Que somos libres.

Suena fuerte dicho con estas palabras, no? un montón de conceptos que encajan en mil y un significaciones.

No hay comentarios: