domingo, 27 de abril de 2014

"yo no tengo un futuro definido" le dijo el desconocido sosteniendo desganadamente la taza de café, como si en la espuma de la superficie pudiese encontrar el impulso energético que no se atrevía a elegir aquel cuerpo abandonado. "Nadie lo tiene" le respondió ella luego de un suspiro insconciente y dramático... e inmediatamente sus cejas se elevaron  cual niño  que descubre algún tipo de maravilla sobrenatural sobre un detalle cotidiano y pasajero de la realidad. "¿Qué es eso?¡¡ Lo que tenemos algunos es la convicción de lo que queremos hoy!!" y en ese instante se levantó de aquel rol apegado y perdido para despegar subitamente hacia otro destino.

No hay comentarios: