sábado, 15 de agosto de 2015

Hi querida nostalgia, hace mucho que no te veía por acá. Sabés que te extrañaba, no? La verdad.. (qué verdad?) ah sí, decía que la verdad que me la paso tanto tiempo intentando esquivarte que hasta consigo convencerme a veces de que puedo hacerte desaparecer. "Nada desaparece" dicen por ahí y sí, claramente me convenzo cada vez mas de que no podemos hacer desaparecer nada. Y no tengo ganas de hablar de la transformación ahora, ahora no, estoy libre, estoy con vos, sólo vos y yo ( como si fueras incluso una persona), y podría ser, no? Podría convertirte en un personaje, amigarme con vos, integrarte y hasta incluso convertirte en parte de mis intentos de creatividad. Capaz hasta sería más verdadero. Enfin... en dónde estaba? Ah sí!  Pequeña,  decía que hoy me acordé de vos de una manera muy especial, tanto que hasta me dieron ganas de llorar cuando te ví, estabas tan dulce y linda, esperando bien tiesa que te diera un poco de espacio al lado mío. Sí ya sé que querías charlar, aunque sea un poco, y volver a divertirnos como hacíamos antes. Te acordás? cuando venías a visitarme y jugábamos a ser personajes de algún cine francés, mirando esas fotos llenas de experiencias irrepetibles. Hicimos tantas travesuras! Siempre me gustó tu compañía. No me mires más así! No puedo soportar esos ojos profundos a punto de llover... no te vayas! Quedate conmigo, si? Por favor... sólo bailemos , un ratito.

No hay comentarios: