miércoles, 4 de octubre de 2017

El niño camina con su mochila. Cruza una calle, se detiene por un instante. Observa a su alrededor alborotado. Presiente una posible lluvia anunciada por la ventisca que recorre la piel de su gollete. Se reusa a quitar el paraguas de su macuto, pues quiere percibir aquellas lágrimas caer del cielo. Adelanta un pie y continúa aquel movimiento repetidamente hasta acercarse a la otra esquina. Ahora contempla el periódico que tendido en el suelo agita sus hojas con el viento. Comienza a imaginar que aquel ambiente versátil le fastidia un poco, entonces no hace más que levantar su vista hacia su destino e ignorar todo aquello que desvirtúa su labor.
Camina. Pronto se le inicia un pequeño dolor en la espalda. Es su mochila, que la empieza a sentir un poco más pesada. Cada paso se le convierte en un desafío. Pero debe llegar a destino. No puede olvidar su cometido. inhala, exhala. Y por algún motivo intuye que hay algo de lo que no se ha precavido. Esconde su iris debajo de su párpado buscando no presenciar situaciones que lo agotan. Pero junta sus rodillas, abre sus ojos y afloja sus brazos. No se ha perdido en el paso. No ha abandonado nunca sus pertenencias. Solo se encuentra allí, parado, frente de su meta, impávido. 
Se habría olvidado qué pensar cuando lo hubiese conseguido
Esas sonrisas espontáneas que nos sorprenden en la caja de un supermercado, en medio del tren cuando te estás durmiendo con las tarjetitas en la mano de un vendedor ambulante, en la subida a un bondi cuando estabas agitada porque lo corriste una cuadra, esas complices caricias que te dicen con el gesto "Está todo bien. Estamos". Porque son como canales sutiles, señales para los que soñamos despiertos. No sé si hay un destino, un rumbo, un por qué, pero al menos sé que lo siento, que siento el instante, que siento el patrón que me guía como en piloto automático cuando estoy cansada, esa brújula interna que convierte mi exterior en devenir. Dirán que "soy de tierra" pero me siento agua, que a veces es aire, que a veces simplemente es y el fuego que me enciende pero no lo puedo tocar...
nunca sintieron el tránsito de supramundos en el mundo? A caso no viajamos de dimensión en dimensión cuando pasamos por el rugido de león porque esa persona nos colgó, al sonreír de un colibrí porque descubrimos que este té es maravillosamente el que reune los sabores más exóticos y fantásticos que jamás habíamos probado?

domingo, 18 de diciembre de 2016

Te quiero

Y te abracé, me acerqué suavemente a tu cuello para disimular que tomaba muestras de tu aroma, acaricié tu piel mientras hablabas, saqué algunas pocas fotografías de tus manos para mi memoria visual, al menos las que el tiempo y la charla y la birra me permitió. Tu mirada... simplemente no podía. Si supieras lo que veo cuando te veo. Las medidas de tu cuerpo, cuánto más alto, hasta dónde tus piernas y cuánto me rodean tus brazos. Te sentí más pequeño, ¿cómo es posible? El silencio nos sentaba bien ¿para qué tantas palabras si el espacio estaba lleno?  Mi mente repetía cual radio "Te quiero", y esta bien. Tu abrazo ya no era tu abrazo, diferente, diferentes eran tus labios posados en mi piel, y dolía. Y está bien, otra presencia, otro momento, nuevo, y tomaba registro como si fuese la primera vez. Y tus ojos, tiernos, con ese cándor que convertía en banales todas las palabras posibles, explicaciones, intentos...
Y tu mirada... sí, me decía "te quiero". Y está bien.

lunes, 14 de marzo de 2016


Como círculos destellantes,
velas en el paraíso de los recuerdos.
Comienzos y finales desdibujados,
armonía en el desequilibrio de los sentimientos.
Como gotas de un océano flotante,
dibujos y colores entrelazados.
Son las vidas en la vida de la vida,
las notas en la frase y el silencio,
 es el gesto en cuerpo y la intención.
Es la nada y es el todo,

Es eterno, porque nunca deja de empezar.

miércoles, 9 de septiembre de 2015

si la vida es una ilusión,
donc vos sos la mejor película de toda la eternidad.

sábado, 15 de agosto de 2015

Qué es éste dolor? Por qué la opresión en el pecho? Por qué ésta sensación de abandono? Es como si una parte de mi pidiera rescate, me llamara la atención, me suplicara que la escuche. Vida que pide vivir, recuerdos que piden salir, y tapamos todo abajo de la almohada. En ese silencio de muerte antes de morir en el sueño de cada noche. Recuperar lo que ya existe para darle movimiento. Cuántas cosas que ya están, cuantas cosas que no necesitamos y cuántas que dejamos de lado. Cuanta libertad que tenemos y no queremos ver. Porque está ahí adentro, pegando gritos despavoridos como bocinas en medio de la Nueve de Julio. Buscamos la poesía en las paredes de la calle Corrientes, y suspiramos cuando entramos a un subte y algún canta autor nos estremece el corazón con una humilde guitarra y una voz que no necesita amplificadores. Nos alivia recordar que existe la libertad, recordar que tenemos un alma. Nos alivia tanto que le ponemos  precio valor, se vuelve codicia, fama y descontrol. Le ponemos aura, lo endiosamos y le rendimos culto, lo ponemos lejos, tan lejos que nos permite sufrir y llorar y quejarnos porque nos olvidamos que lo tenemos. Sí, nos olvidamos que tenemos alma. Y construimos museos, teatros maravillosos para que sólo puedan participar unos pocos, y sean incluso menos de esos pocos los que los pueden apreciar. Y hasta muchos incluso los aprecien de todo corazón pero los miren de a cuadras de distancia. Y sí, porque si nos diéramos cuenta que toda esa maravilla está en nuestro alma, toda la explotación dejaría de tener sentido, dejaría de tener sentido el dolor, la guerra, los abusos de poder y todas esas cosas que nos hacen extremadamente complejos, y extremadamente humanos. Y entonces? deberíamos enojarnos por ser terriblemente humanos? A ésta altura no sé ni me importa lo que deberíamos, pero sé que es humano, que somos humanos, y que todo ésto pasa porque tenemos un alma. Yes sr, la tenemos.
Hi querida nostalgia, hace mucho que no te veía por acá. Sabés que te extrañaba, no? La verdad.. (qué verdad?) ah sí, decía que la verdad que me la paso tanto tiempo intentando esquivarte que hasta consigo convencerme a veces de que puedo hacerte desaparecer. "Nada desaparece" dicen por ahí y sí, claramente me convenzo cada vez mas de que no podemos hacer desaparecer nada. Y no tengo ganas de hablar de la transformación ahora, ahora no, estoy libre, estoy con vos, sólo vos y yo ( como si fueras incluso una persona), y podría ser, no? Podría convertirte en un personaje, amigarme con vos, integrarte y hasta incluso convertirte en parte de mis intentos de creatividad. Capaz hasta sería más verdadero. Enfin... en dónde estaba? Ah sí!  Pequeña,  decía que hoy me acordé de vos de una manera muy especial, tanto que hasta me dieron ganas de llorar cuando te ví, estabas tan dulce y linda, esperando bien tiesa que te diera un poco de espacio al lado mío. Sí ya sé que querías charlar, aunque sea un poco, y volver a divertirnos como hacíamos antes. Te acordás? cuando venías a visitarme y jugábamos a ser personajes de algún cine francés, mirando esas fotos llenas de experiencias irrepetibles. Hicimos tantas travesuras! Siempre me gustó tu compañía. No me mires más así! No puedo soportar esos ojos profundos a punto de llover... no te vayas! Quedate conmigo, si? Por favor... sólo bailemos , un ratito.

miércoles, 12 de agosto de 2015

¿Por qué el arte? ¿por qué algo tan complejo y frágil como el cuerpo? ¿Por qué la incertidumbre, la investigación, la expresión como medio y fin?
¿Por qué las preguntas en vez de respuestas? ¿Por qué creamos, para qué, para quién?
 Cada tanto son preguntas que se me acercan en medio de la dinámica del arte, al final de una clase, en el corte de una escena, en el ensueño de una canción que te eleva las fibras del espíritu.
Preguntas suficientes en sí mismas, impulsos, reflejos de una búsqueda infinita, de una sensación tan profunda e indefinible que nos hace transitar éste camino. Una sensación, pero no menos real, no menos poderosa.
Una dinámica de la creación, que juega con las palabras, con los movimientos, las intensidades, los silencios ruidosos y el intenso ruido de un silencio pleno. ¿Qué somos? ¿Qué sentimos ahora?
 Esa textura cuando se habita el tiempo, ese cuerpo espacial, ese flujo, ese sabor ¿a caso no parecemos agua?
Es un impulso la motivación, otro reflejo de algo que se siente, que pide ser nombrado, delineado con el cuerpo, que pide investigarnos, que quiere crear por crear, que quiere lanzarse al vacío, que quiere movimiento, que quiere libertad, que quiere tanto que ya no sé si se puede encerrar en los límites del yo, que a veces no sé si es mío, o si es parte de esa magia de ser humanos. ¿A caso el arte no está adentro? ¿ a caso no es eso que se expresa a través de las cosas? ¿A caso crear no es una forma de ser?
Más preguntas, cada vez, y vuelvo a empezar delineando un sentimiento que guía, que hace escribir, que busca por sí mismo, que habla de sí mismo, que se observa a sí mismo, que cree detenerse en algún momento y se pregunta ¿A caso ya no estoy haciendo el arte?.

domingo, 10 de mayo de 2015

y sí, vos Julio, quién más sino.

"Pero el amor, esa palabra... Moralista Horacio, temeroso de pasiones sin una razón de aguas hondas, desconcertado y arisco en la ciudad donde el amor se llama con todos los nombres de todas las calles, de todas las casas, de todos los pisos, de todas las habitaciones, de todas las camas, de todos los sueños, de todos los olvidos o los recuerdos. Amor mío, no te quiero por vos ni por mí ni por los dos juntos, no te quiero porque la sangre me llame a quererte, te quiero porque no sos mía, porque estás del otro lado, ahí donde me invitás a saltar y no puedo dar el salto, porque en lo más profundo de la posesión no estás en mí, no te alcanzo, no paso de tu cuerpo, de tu risa, hay horas en que me atormenta que me ames (cómo te gusta usar el verbo amar, con qué cursilería lo vas dejando caer sobre los platos y las sábanas y los autobuses), me atormenta tu amor que no me sirve de puente porque un puente no se sostiene de un solo lado, jamás Wright ni Le Corbusier van a hacer un puente sostenido de un solo lado, y no me mires con esos ojos de pájaro, para vos la operación del amor es tan sencilla, te curarás antes que yo y eso que me querés como yo no te quiero. Claro que te curarás, porque vivís en la salud, después de mí será cualquier otro, eso se cambia como los corpiños. Tan triste oyendo al cínico Horacio que quiere un amor pasaporte, amor pasamontañas, amor llave, amor revólver, amor que le dé los mil ojos de Argos, la ubicuidad, el silencio desde donde la música es posible, la raíz desde donde se podría empezar a tejer una lengua. Y es tonto porque todo eso duerme un poco en vos, no habría más que sumergirte en un vaso de agua como una flor japonesa y poco a poco empezarían a brotar los pétalos coloreados, se hincharían las formas combadas, crecería la hermosura. Dadora de infinito, yo no sé tomar, perdoname. Me estás alcanzando una manzana y yo he dejado los dientes en la mesa de luz. Stop, ya está bien así. También puedo ser grosero, fájate. Pero fijate bien, porque no es gratuito..." 

martes, 14 de abril de 2015

Me cansé de amarte en soledad.
Ensueños que desbordan el cenicero,
calles que lloran en silencio...
silencios profundos, ruidosos.
Copas vacías,
discusiones sin interlocutor.
¿Cuántas canciones pretendías robarme?
Me cansé de correr un tren sin estación.
Me cansé de defenderte...
de esperar en el frío helado de la ilusión,
de sentarme como si un rayo de sol pudiese devolverme la vida que me quité a través tuyo.
Hojas, lágrimas, roperos efímeros,
corridas en círculos que te cansan sin llevarte a ningún lugar.
Me cansé de éste dolor imaginado,
de estar sentada en éste velatorio sin cuerpo.
Me cansé de vos, de mí, y de lo que no somos.

viernes, 3 de abril de 2015

luna llena

No se trataba de dejarlo al azar, sólo había aire entre paso y paso. Era libre, sereno.
De entre tanto alguna lágrima se asomaba para recordar que había vida, que estaba llena de vida.
Un viaje corto, pero incierto. Un boleto, un señor corriendo, una pregunta, una autopista, un puente.
"Al final del puente" repetía un niño rubio a su papá.
Un libro. Una entrada gigante, un cielo descubierto.
"Señora me disculpa si le pido la hora?".Una sonrisa... el tiempo se hacía agua.
Un avión, una lectura penetrante.
Una emoción.
Inquietud, personas desapareciendo entre carteles y pantallas.
Una pareja cerca, otro niño y su pelota.
Más aire, más tiempo.
Una mirada al horizonte. ¿vendrá por allá?
Frases claras llenas de convicción. Más claridad.
¡Qué inmenso el espacio!
Algunas imágenes de películas recorriendo la memoria.
¿qué pasa si no viene? ¿por qué un rayo de ira me atraviesa el estómago?
Final del cuento. Ya estás acá.
Cierre de libro.
Mirada al horizonte.
Contemplación.
Nuevas imágenes aleatorias.
"me gusta que el avión se parezca a un pájaro"
Una presencia. Un calor. Otro movimiento desconocido.
¿como estas?
Sonrisa deslumbrante, magia en sus ojos,
y ahí empieza otro cuento.

viernes, 27 de febrero de 2015

Volvamos a empezar.
Sí, volvamos a empezar.
Y no por la invasión de mariposas que asota a la ciudad, ni por la nostalgia del crepúsculo cuando viajamos en el tren, tampoco por las ganas de bailar hasta morir, ni por las lágrimas que acompañan cada canción.
Por nada de eso, ni por la necesidad insaciable de crear en medio de éste dolor que viaja sólo. 
"las mejores obras nacieron en momentos donde el dolor imploraba morir"
Volvamos a empezar, y que no sea porque ya ninguna frase me sirve de bastón, ni porque ya no hay bastones que quiera usar.
Volvamos a empezar, sólo porque la nada me mira y me siento nada. Nada.
No hay adentro, no hay afuera, no hay.
Volvamos a empezar, porque ya ni el miedo al fracaso me asusta, porque no quiero nada y quiero todo, quiero ser , ser , ser y vivir escribiendo tal vez.
Ya me aburre pensar estrategias, me aburre pensar, me aburre resistirme a dejar que las cosas mueran.
Si estamos muriendo, no es así? 
Volvamos a empezar, que quiero bailar y viajar y ya me importa poco cuántas líneas del CV se llenen al final del viaje. Para qué? Para quién?
Volvamos a empezar, si total nadie lo va a hacer por nosotros, y mientras lloramos y peleamos con la sombra, la vida se va, y morimos, y lloramos porque morimos, y corremos lejos y lloramos porque corrimos, y amamos fuerte y también corremos porque amamos fuerte.
Volvamos a empezar, que las líneas nos apretan, los números nos enriedan, y ya no hay nombres para lo que queremos nombrar.
Volvamos a empezar, que ya no sé quién soy, a dónde voy ni con qué me voy a encontrar, pero al menos siento algo, y ese algo pide libertad.


viernes, 30 de enero de 2015

-¿Alguna vez se sintió así de liberado?
Le preguntó al taxista mientras contemplaba el sol asomándose cálidamente entre las nubes. Era un día fresco, con ese aire templado que te refresca luego de un día de tormenta, no hacía frío pero se sentía el viento de playa recorrer la piel, las calles estaban silenciosas pero iluminadas con ternura, era dulce respirar, era esperanza.
-  No comprendo bien a qué se refiere señorita.- contestó el hombre arrugado por la vida, templado, con suspiro de madurez, con la mirada encendida en el horizonte de la calle Juan b Justo.
-Acabo de renunciar a un trabajo de condiciones horribles, inhumano, pero me pude sentar ¿sabe?, con veinte años me senté muy tranquila y le dije que esto no era para mí, y me fui.
-¡Muy bien! Sí claramente me he sentido así.- dijo el señor asomando una sonrisa un tanto pícara.
Su hablar era extraño, se pausaba entre frase y frase, como si un mar de recuerdos nostálgicos se aparecieran entre cada pensamiento. Parecía seguro, atareado, un poco presente y un poco no. Vestía camisa, usaba reloj, lo cual denotaba cierto interés en la "responsabilidad secular".
-La verdad no tengo idea de lo que voy a hacer ahora, pero bueno sea lo que sea, me siento feliz.

- ¡Y sí! estas cosas sirven para conocerse.

domingo, 11 de enero de 2015

Yeah, estoy preparada para ésta batalla
¿Cuáles son tus enemigos ocultos?
Vamos, se muy bien que los tenes,
entre silencios, entre el humo y humo de cada cigarro
Claro que los tenes, cuando te preparás el café
cuando mumurás que éste es tu último día.
Cuando suspirás, ahí,
 justo detrás de esa canción que te eriza el bello de la ceja.
Ah sí, no te escondas,
no necesito palabras...

Te lo dije,
esa imagen que te hace parpadear.
Apuesto a que se te acelera el pulso.
Intentas negarlo pero tu cuerpo habla.
Respiraciones cortas...
Vamos, soltalo y volvamos a empezar.

¿Cuáles son tus enemigos ocultos?
Ya los tenés, justo en la punta de ese último recuerdo.
Melancoholía.
Cuánto habla un segundo de ansiedad.
No te vayas!

Volvamos a empezar.

martes, 6 de enero de 2015

Insomnio, como cuando tenía a penas 8/9 años y me quedaba dibujando y ordenando mi cuarto toda una noche entera, qué rápido que corre mi cabeza eh. Pero así suceden mis comienzos. Y con lluvia, claro, mi lema personal. Ya puedo sentir el perfume húmedo de la catarsis, y el cielo que se queja y gruñe. Qué intenso suena soltar.
Demian Rice, dulce, profundo, nostálgico, nunca me canso de tu compañía.

lunes, 8 de diciembre de 2014

Chloe

 ,

¿Cuánto hacemos por llenar nuestra inseguridad? ¿A caso no nos volvemos esclavos de nuestros miedos? ¿Cuántas veces sentiste que echabas a perder todos tus aciertos por seguir los juegos de una ilusión?
Curioso todo lo que puede abordar y comprometer un simple complejo, o bien un prendedor de cabello como marca personal.
Labios sugestivos, mirada intensa, penetrante, susurros de una belleza fresca, casi inocente, se anteponen a un aspecto melancólico, frío, controlador , chispeante pero no menos expresivo a los ojos del espectador.
¿A caso no somos nuestras propias fantasías?
Interesante el recorrido del juego que se precipita por momentos como si marchara al ritmo del corazón Catherine que ruge, desesperado por atención.
No se trata de ellos, como bien nos hace creer Chloe cuando casualmente la conoce a Catherine en un baño, se trata del aspecto femenino que no nos permitimos desnudar.
Es un encuentro perfecto el que se da entre éstas mujeres aparentemente tan distintas pero tan profundamente arraigadas en su interior.
Hermosas, míticas, buscando ardientemente un regreso hacia sí, hacia el reencuentro con ese dolor que pide morir.
Así también podemos encontrar entre la aparente transparencia que delinea el aspecto del hogar,  una oscuridad femenina, magnética, ruidosa en el silencio, que se esconde, que sufre inmensamente cuando no la ven, cuando su exterior no la escucha y no la siente.
¿A caso no la sienten?
Intensa, desgarradora por momentos, pero hermosa y tan real como misteriosa.

Y un vacío tan pleno de significado como lo es el dinero, que las corteja a ellas dos, las envuelve y las pone en movimiento con una rapidez que casi se pierde de vista.

Es la voz de nuestro deseo compulsivo, Chloe, quien nos advierte clara y sensualmente, que no hay detalle que pierda de vista, y que no es el negocio lo que tan pasionalmente nos compromete.



http://www.neoballet.co.uk/

http://www.codanz.com.ar/

http://www.bccm.com.ar/

domingo, 7 de diciembre de 2014

a veces hacemos de todo para no caer,
creamos estrategias, excusas, sueños, sensaciones,
de todo y muy creativamente,
pero todo, para no caer.


http://www.julioleparc.org/bio.html

domingo, 30 de noviembre de 2014

Viajeras♥

Ellas viajeras,
nobles, intrépidas, eternas y puras.
Caminaban con aires de entusiasmo y curiosidad.
Marcaban el ritmo sin dudas ni tormento.
Saboreaban las flores, las lluvias y la tempestad,
Amaban las pausas, los silencios y todo aquello que saliera de la normalidad.
Jugaban con el orden, los conceptos, la belleza del desconcierto,
sumergían sus cuerpos en texturas,
bailaban melodías en aromas,
brillaban en colores acaramelados.
Sentían, como viajeras provenientes de Venus,
como guardianas del Sol y protagonistas de la Luna.
Amaban, como diplomáticas de Marte,
como artistas del místico Júpiter,
y madres de la sabiduría
que tan profundamente nos regala Saturno.
Ellas eran el juego, el no tiempo
y la valentía del andar.
Ellas eran,
y son,
por siempre

el universo.

lunes, 24 de noviembre de 2014

con el tiempo uno va comprendiendo,
que los silencios no son pausas,
que la nada no es nada,
y que no son absurdos los conceptos vacíos.

domingo, 5 de octubre de 2014

Querida lluvia, sí vos que me estremeces al punto de dejarme en pleno silencio.
¿Qué traes ésta vez? Porque siempre tenés algo para susurrarme entre tanto bullicio,
siempre,
y me encanta eso de vos sabés.
Si cierro los ojos, y te siento en la inmensidad, encuentro tantas imágenes 
tantos suspiros, pausas...
sos tan profunda, tan real.
Hasta a veces intento hacerte aparecer porque te haces extrañar tanto...
pero no, vos solita venís cuando es el momento
y te soy sincera... eso me alivia muchísimo.


domingo, 3 de agosto de 2014

con el tiempo iré sintiendo menos y recordando más

Epifanías, all the time, y esos momentos donde sentís que este caos ya lo viviste, ya pasaste por acá, como las agujas del reloj, que giran y giran y anuncian las horas, siempre volviendo al mismo lugar, pero en otro nivel diferente, en otra instancia, otro devenir, otros accidentes : "a esta persona la conozco", ¿cómo pueden ser sentimientos tan claros y repentinos? Sentadas bajo un arbol gigante podemos ver el enorme parque que nos rodea, puro espacio, y la luz del farol que todavía sigue siendo cálida nos dice "chicas, qué pequeñas que son, mirense, hablando de sensaciones parecidas, de caos interno, de humedad, de presajios, como si no pudiesen ver de verdad, lo pequeñas que son en tanta inmensidad". ¿Qué es ser bohemio? inquietudes que hacen caminar, buscar, abrir los ojos y voltar la cabeza en otra dirección. Habitar un cuerpo ver universos en las pequeñas cosas

domingo, 8 de junio de 2014

sólo los valientes escuchan su corazón

domingo, 27 de abril de 2014

"yo no tengo un futuro definido" le dijo el desconocido sosteniendo desganadamente la taza de café, como si en la espuma de la superficie pudiese encontrar el impulso energético que no se atrevía a elegir aquel cuerpo abandonado. "Nadie lo tiene" le respondió ella luego de un suspiro insconciente y dramático... e inmediatamente sus cejas se elevaron  cual niño  que descubre algún tipo de maravilla sobrenatural sobre un detalle cotidiano y pasajero de la realidad. "¿Qué es eso?¡¡ Lo que tenemos algunos es la convicción de lo que queremos hoy!!" y en ese instante se levantó de aquel rol apegado y perdido para despegar subitamente hacia otro destino.

viernes, 21 de febrero de 2014

Muchas veces me repetí en la cabeza una y otra vez "el camino mismo, el camino mismo", y cada señal o información la asociaba como si fuese un rompecabezas más que tenía que unir para sentir que estaba donde tenía que estar. Pero hoy siento que comprendo, a la rutina, a los pequeños actos del hábito cotidiano, como esos modos abiertos de la conciencia, donde mediante el acto mecánico dejamos que nuestra mente se expanda y se una con el infinito. Es super profundo sentir , que de pronto en medio de un orden, una serie de límites, encontramos la libertad  tan buscada para el ser, y ese es nuestro camino mismo. Un montón de posibilidades de las cuales siempre observamos con ojos de niño, para luego optar por una y sumergirnos en ella conscientes, seguros, cálidos, entusiasmados y penetrantes.
Nos hacemos instante, infinitos, llenos de sentido y expansión. Conocemos la verdadera fortaleza, encontramos la claridad. De repente todo el curso desordenado y caótico se vuelve un templo perfecto , radiante, verdadero.
Contemplamos las maravillas de cada detalle, como un universo perfectamente ordenado, repleto de esplendor y belleza casi divina.
Todo eso, quizá preparándose un rico té, sintiendo la caricia lenta y juguetona de un saumerio , dejando que la lluvia constante y sostenida de una ducha nos recorra los tejidos más superficiales de nuestro cuerpo.
Dicen que el kundalini es una energía femenina, ¿ por qué será? quizás porque en un principio el servicio "bueno" era asociado a la costumbre de la mujer. "la buena mujer que limpia, cocina, teje, cuida a los chicos, siente, es". Hoy ya no se reduce a la mujer, ya no encontramos el mismo sentido en un hábito de cocina, en una disciplina constante y sostenida. Entonces, la identidad de hace agua, y cada uno, dentro de la gran masa que brega entre tanta multiplicidad, busca su propio marco, lo decora como gusta, lo convierte en luz y lo viste con dignidad y decisión.
¿No es hermoso a caso, sentir por un momento que todo tiene sentido? Que somos libres.

Suena fuerte dicho con estas palabras, no? un montón de conceptos que encajan en mil y un significaciones.

sábado, 8 de febrero de 2014

¿Y qué hay de si nos sumergimos de a poco?
Bien sostenido, acariciando cada instante, cada nota, cada respiración.
Qué hay del vértigo, de la tensión, del espasmo , del delirio y la tentación.
Qué tal si no hablamos de nada, si la nada nos habla  y a penas conseguimos hilvanar algunos intentos con sus palabras. Que tal si nos desarmamos, nos derretimos , nos deshacemos como piezas rotas de algún todo que en algún momento se sintió individual.
Que tal del influjo, del stop and go, del preludio enunciador.
Qué hay de la brisa, del estanque, de la sombra asomándose cadenciosa por el jardín que acabás de sembrar.
Qué hay de sublevarse, de la redención, de los puntos suspensivos, del empuje.
Qué hay de la metamorfosis, del carácter, del marco y la comprensión.

jueves, 23 de enero de 2014

El poder de la presencia en las relaciones. Muy bueno!

El poder de la Presencia en las relaciones

por Eckhart Tolle

Tal vez hayas experimentado un profundo sentido de presencia mientras caminas a solas por la naturaleza o en meditación silenciosa, pero ¿es posible traer esta cualidad de aceptación relajada y abierta en nuestras relaciones? En este extracto Eckhart Tolle analiza el reto de tener un encuentro verdadero con otro ser humano y cómo hacer esa conexión a través del arte de la presencia.

Cuando te encuentras con otros seres humanos, mantén el trasfondo de quietud consciente en tu percepción del otro. Es fácil de hacer en la naturaleza con un árbol o una flor. Es más difícil con otros seres humanos a causa de nuestras mentes ruidosas.

En la mayoría de los casos, cuando te encuentras con otro, te encuentras con una entidad egoica que no sabe quién es. Piensa que él es su historia personal y que necesita algo para realizarse a sí mismo. Tiene todo tipo de miedos, y te interpreta a través de los ojos de su condicionamiento.

Así que en tu interacción con los demás, es esencial estar ahí como presencia y no como una mente etiquetadora. Una forma de hacerlo es sentir tu campo energético interno, o sentir lo que yo llamo el "cuerpo interior" como un punto de entrada en la presencia. Siguiendo la respiración con tu atención te permite sentir la presencia como un fenómeno en todo el cuerpo y, por último, sentir cómo la presencia trasciende incluso el cuerpo y el mundo de los fenómenos. La mente se resistirá, pero hazlo de todos modos.

Sentirás una vitalidad en este campo de energía: esa es tu ancla. Si puedes sentir el cuerpo interior cuando estás frente a otro ser humano (alguien que nunca has visto antes o alguien que conoces) hay un momento de quizás tres segundos en los que sólo le miras. En ese mirar hay quietud. No hay juicio. Sólo hay un campo de presencia. Es entonces cuando realmente te encuentras con otro ser humano. Te conectas a un nivel más profundo.

Y eso sólo es posible cuando no estás perdido en el mundo de la forma o reaccionando a él —la forma de esa persona, que puede ser su apariencia externa o su forma psicológica. Cuando te encuentras con alguien y traes a la interacción un espacio de no-pensamiento, un espacio de consciencia —sólo mirar o escuchar—, la conciencia va más allá de la apariencia y la escucha; hay en realidad un flujo de energía entre vosotros —una energía totalmente diferente de una interacción normal entre mentes pensantes.

Aquí tienes una frecuencia muy diferente entre dos seres humanos. Es un campo de energía pacífica y viva que os conecta, en la que los dos momentáneamente os volvéis uno. E incluso si el otro ser humano no tiene ni idea de lo que está pasando, él o ella puede simplemente sentirse repentinamente libre, no juzgado/a.

Un desafío mayor que encontrarse con un extraño es encontrarse con alguien con quien compartes una pequeña historia. Cuanta más historia compartes, más difícil se hace porque el pensamiento antiguo y los patrones de comportamiento van a querer volver. Es enormemente liberador cuando puedes encontrarte con alguien que conoces sin traer el pasado como un principio operativo activo. En lugar de encontrarte con la otra persona como una historia personal andante, hazlo sólo en este momento, a través del poder de este momento —que es el poder de la presencia, y lo que realmente eres.

Por ejemplo, muchos de nosotros no crecimos en una familia consciente, y en muchos casos el resentimiento entre los miembros de la familia se intensifica con los años. Las mismas reacciones pueden ocurrir durante cada visita —tienes una pelea y te vas. Y entonces un día os encontráis —y sientes el cuerpo interior al mismo tiempo. Permaneces anclado en el Ahora.

Si haces esto, descubrirás que es difícil para alguien seguir representando el viejo guión si ya no lo representas más. En la presencia, te liberas de eso que pensabas que necesitabas cuando estabas identificado con el pensamiento; no necesitas nada, psicológicamente hablando. Con la presencia viene la aceptación —una aceptación compasiva de lo que es— porque con la presencia has encontrado espacio interior... consciencia sin forma... paz.

lunes, 16 de diciembre de 2013

las dificultades preparan a personas comunes para destinos extraordinarios. Excelente

Los riesgos del ‘bypass espiritual’ ¿Alguna vez recurriste a tu espiritualidad para evitar enfrentar un aspecto doloroso de tu vida? ¿Dejaste pasar abusos en nombre de la compasión? ¿Te escudaste en tus aspiraciones más elevadas para evitar sentir celos o enojo, por considerarlas emociones “poco espirituales”? Si la respuesta a alguna de estas preguntas es sí, no estás solo. La mayoría de las personas que transitan el camino espiritual caen en algún momento, sin darse cuenta, en esta distorsión que el psicólogo estadounidense John Welwood bautizó “bypass espiritual” allá por 1984. De hecho, es una ocurrencia tan común en la cultura espiritual reinante, que muy pocos la perciben su existencia y los peligros que trae aparejados. Autores como Ken Wilber y Robert Augustus Masters incluso advierten que muchos consejeros religiosos y psicólogos transpersonales hoy promueven este error, con las mejores de las intenciones, al proponerle a quienes buscan su ayuda soluciones espirituales a problemas de otro origen (cognitivos, psicológicos, hasta corporales). El psicoterapeuta Robert Masters dice en su libro Bypass espiritual: cuando la espiritualidad nos desconecta de lo que verdaderamente importa que nuestra dificultad para tolerar y hacer frente a nuestra sombra personal y colectiva es el motor que nos lleva a buscar la espiritualidad como refugio o solución fácil a nuestros problemas. En estos casos, las prácticas o creencias no ayudan a elevarnos sino a evitar el costoso tránsito por el auto-examen y la auto-observación, a acallar la voz interior que nos dice que algo no está bien, a barrer bajo la alfombra conflictos y dificultades que piden a gritos ver la luz del día. Así lo describe John Welwood, quien acuñó el término a partir de lo que observaba en su comunidad de practicantes budistas, y en él mismo: “Cuando caemos en el ‘bypass spiritual’, usamos la meta de la iluminación o la liberación para racionalizar lo que yo llamo trascendencia prematura: intentar elevarnos por encima del costado crudo y desprolijo de nuestra humanidad antes de haberlo enfrentado verdaderamente y haber hecho las paces con él. Y entonces procuramos usar la verdad absoluta para descalificar nuestras necesidades humanas relativas, nuestros problemas psicológicos, nuestras dificultades vinculares o déficits de desarrollo. Creo que este es una especie de ‘peligro ocupacional’ del camino espiritual, dado que la espiritualidad conlleva la visión de ir más allá de nuestra situación kármica actual”. ¿De qué formas se manifiesta esta tendencia en las personas? En una actitud de desapego excesivo, la represión de ciertas emociones (la tendencia a “anestesiar” la tristeza o el enojo), o a través una compasión ciega, una inclinación exacerbada hacia lo positivo, ignorando o denostando la propia sombra (los aspectos mal vistos de uno mismo). En casos más extremos, puede presentarse, incluso, como delirios de iluminación. También se denomina a esta tendencia “inflación espiritual”, en referencia la noción de que todo puede trascenderse a pura fuerza de luz y voluntad. Pero ya lo decía C.G. Jung: “Uno no alcanza la iluminación fantaseando sobre la luz sino haciendo consciente la oscuridad”. Un ejemplo de Welwood, en relación a la práctica del budismo en Occidente: “Si uno intenta practicar el desapego renegando de la propia necesidad de recibir amor, lo único que logra es desterrar esa necesidad al inconsciente, donde posiblemente actúe y se manifieste de maneras potencialmente peligrosas”. Explica el terapeuta: “Es fácil usar conceptos como ‘la verdad del vacío’ de una manera distorsionada. La enseñanza es que los pensamientos y las emociones no tienen existencia verdadera, que son apenas ilusiones del Samsara (el mundo de las formas), y por lo tanto, no debemos prestarles atención. ‘Debes reconocerlos como formas vacías y, atravesarlos sin más’, es el consejo que reciben los discípulos. Esto puede ser útil en el ámbito de la práctica, pero en situaciones de la vida, esas mismas palabras pueden ser usadas para reprimir o negar sentimientos que requieren nuestra atención. Lo he visto ocurrir en numerosas ocasiones”. “Temo que lo que muchos budistas occidentales están practicando no es desapego, sino evitación del apego. Esto no es lo mismo que liberación del apego: es otra forma de apego: se apegan a la negación de sus necesidades humanas, por desconfianza en el amor” , subraya. Este fenómeno se asocia en parte con la explosión de interés en la espiritualidad que acontece en los años 60 y la adopción por parte de Occidente de prácticas y saberes del Oriente; y también con la deformación de estas prácticas y creencias en lo que ha dado en llamarse “espiritualidad de consumo rápido”. Pero no es privativo de las tradiciones orientales ni de sus prácticas; la oración también puede ser usada como una manera de evitar contactar con las heridas psicológicas y los dolores del corazón. Lo cierto es que no hay nada instantáneo en el proceso de crecimiento espiritual. Quienes conquistan la madurez en este terreno lo hacen a fuerza de años de trabajo interior y transparencia, sabiéndose pequeños y falibles en cada paso del camino. En términos de Welwood, en ellos la fruta cae del árbol por su propio peso, en lugar de ser arrancada prematuramente de la rama. Hay en estos seres añejados espiritualmente -sean monjes, maestros o barrenderos- una cualidad de integridad y de arraigo. No son almas descarnadas, ni aparentan serlo. No están, ni se pretenden, más allá de nada. Por esto mismo, son capaces de abrazar la complejidad de quienes los rodean con infinito amor, y mostrar el camino hacia una transcendencia real, sin trampas ni atajos, sin ilusiones de santidad, con simple vocación humana. No podría desearnos un destino mejor. Fabiana Fondevila

domingo, 15 de diciembre de 2013

Traigo a mi cabeza  imágenes de esas personas tan hermosas con las que me siento conectada en todo instante.. e inmediatamente siento un cosquilleo que asciende sutilmente de mis pies a mi cabeza. Es como una energía que se me expande de adentro hacia afuera y me recorre el pecho, se me sobrehidratan los ojos del amor que siento, los siento, como si fuera parte de ellos, y ahí es cuando las lágrimas caen y me anuncian la purificación del alma, es una inmensidad que te aterra por momentos pero a la que puedo entregarme... entregarte a ese mar, con la certeza de que cada mónada de tu cuerpo sabe exactamente que ahí están todas las respuestas.

martes, 10 de diciembre de 2013

Mais, aussitôt après, je pris garde que, pendant que je voulois 
ainsi penser que tout étoit faux, il falloit nécessairement que moi qui le pensois fusse quelque chose. Et remarquant que cette vérité: je pense, donc je suis, étoit si ferme et si assurée, que toutes les plus extravagantes suppositions des sceptiques n'étoient pas capables de l'ébranler, je jugeai que je pouvais la recevoir sans scrupule pour le premier principe de la philosophie que je cherchois.

jueves, 5 de diciembre de 2013

Carta abierta

Que pena me da, sí, y digo PENA para dejar bien en claro el inmenso descontento  que me produce ver nuevamente cómo un sector se apropia de una causa tan Importante y Humana para satisfacer sus ansias de violencia y resentimiento social. Cómo puede ser que todavía haya GENTE que piense que se puede eliminar la Violencia con más Violencia. Cómo puede ser que todavía defiendan que 'el fin justifica los medios'. Cuántos libros tienen que leer para entender que el MEDIO es el MENSAJE y que las formas lo son TODO. En la vida, en la práctica, en la formación de seres humanos, ¿o sólo buscan seguir sujetados? Me pregunto ¿qué buscan?  Porque realmente es muy sencillo crear discursos con fuerza e ideas convincentes, pero ¿quiénes pueden llevarlo a la práctica? ¿Realmente tan difícil es hacer lo que se dice? Me pregunto dónde está la humanidad de algunos, dónde está la igualdad, dónde está toda la teoría que tan bien se aprende para la hora de hablar y discutir tan apasionadamente. ¿por qué hay tan pocos buscando sabiduría? Me pregunto, de qué sirve llenar al intelecto de ideas si no las usan para otra cosa que para saciar el hambre de su Ego. Una conciencia clara y segura no necesita destruir a otros para sentirse fuerte, no necesita de la fuerza para defender su Verdad, no necesita apagar la luz de su entorno para verse iluminado, no necesita nada de eso, Solo ES en su TODO, tanto en su Abstracción como en su Materialización. Con esto, dejo también claro por qué niego todo intento de etiquetarme en cualquier tipo de clase, sector, ideología o cualesquiera que sea la marca, porque simplemente creo en la humanidad y en la sabiduría, y las Personas lejos de ser cosas estáticas, son mucho más que una etiqueta.

lunes, 25 de noviembre de 2013

Inspirada por dos personas increíbles, Caro y Hernán♥

Nadie dijo que la vida era fácil. Lo que es fácil es comprender que hay elecciones que podemos tomar en la vida, que tenemos una voluntad que hace que podamos contemplar la realidad misma con su luz y su oscuridad, y tomar la luz como camino. La conciencia es un poder que nos vuelve humanos, sensibles, nos abre los ojos cada día, en cada instante, nos permite sentir el "aquí ahora", nos permite sentir la eternidad dentro del gran instante efímero. Algunos creen que ser bueno es ser inconsciente, pero nada tiene que ver con eso, ser buena persona es una elección, es levantarse cada día con la convicción de que la vida tiene sentido cuando damos amor, es entregar nuestro cuerpo y alma al mundo sabiendo que de mil regalos que demos, quizás sólo recibamos una sonrisa como respuesta, pero aún así poder seguir, con fe a inspirados por esa sonrisa o aquella que creemos que podemos recibir. Expandir la conciencia es la puerta a la felicidad, es la felicidad como camino, pero también es un gran peso, es aceptar esa melancolía que nos va a acompañar siempre, es saber muy bien que cada cual no es más que una gota dentro del mar, y que una existencia no es suficiente para borrar la oscuridad y el dolor del mundo. Pero aún así, poder sentir que cada gota que afectemos con nuestro amor y felicidad, es una gota más que puede afectar a otras de la misma forma y así comenzar una cadena. La conciencia es aquello que observa, aquello que nos permite ver más allá del primer plano, es poder entender al mismo tiempo la teoría de las cuerdas y la teoría del caos, entender la causa y efecto y poder escuchar al silencio. Poder escuchar, y sentir al mismo tiempo. Somos vibraciones, somos espíritu, somos materia que deviene pero conciencia que permanece. Somos uno y todos al mismo tiempo, mi felicidad es la de todos, el dolor de todos es el mío también. Es sentir, porque sentimos, porque somos autoconcientes y por eso tenemos esa divina virtud como humanos que es la voluntad. Es un doble disfrute. No sólo siento, sino que también soy consciente de que siento. Es poder comprender nuestra igualdad más allá del carácter y la materia, y por eso poder sentir compasión. La compasión, lejos de ser "lástima" provocada por un ego falso, es simplemente comprender al otro, sentirlo, estar en pura empatía con aquella persona, que en profundidad siente al igual que uno. Ser "bueno" es materializar en la existencia todo lo abstracto que uno siente, consciente de eso. Y esto no quiere decir que los miedos se evaporan, sino que cada miedo es un mensaje, algo de lo cual aprender, es una señal que nos guía al caminar. Los miedos nunca acaban, pero si no estuvieran no sabríamos por donde andar, no?. Nunca somos suficientes, por el simple hecho de que no hay nada que satisfacer, se trata de ser . Ser con nuestros diez estados, ser porque el amor es la mayor vibración del universo. Sentir la música porque somos música, y poder vivir una experiencia en la que podamos encontrar nuestra propia música. ¿Cuál es mi vibración? Y es cierto que en nuestro afán por dar amor, muchos nos van a rechazar, muchos no van a comprendernos o se van a alejar por el simple hecho de que nuestra psiquis es tan compleja que "aceptamos el amor que creemos merecer", pero no importa, quizás en algún momento esa persona se sintoniza con el universo y vuelve a compartir su vibración, quizás escucha al tiempo y logra comprender, porque para eso vivimos, para evolucionar. A veces es sólo aceptar, aunque nos duela y hasta podamos sentir que nuestro corazón se desangra de la tristeza, aunque el dolor nos haga creer que se va porque no somos suficientes. Aceptar es poder atravesar eso, y comprender, dejarlo ser, soltar, sin perder nunca la fe.  María Teresa de Calcuta decía "lo que me me inspira cada día, es levantarme y ver a jesús caminando por todos lados" , eso es la compasión, eso es vivir en pura vibración con el amor universal. Este es nuestro mayor poder, nuestra mayor fortaleza, porque es encontrar en uno aquello que compartimos con todos, es buscar en uno la compañía del resto, es aquello que nunca nos va a hacer sentir solos, sobretodo porque vivimos bajo un poder hostil que busca debilitar a las personas haciéndolas sentir solas, separadas del resto, buscan que se sientan diferentes, incomprendidos, porque así son fáciles de dominar. La soledad y el miedo a amar, son las armas más destructivas para el ser humano. Y contrariamente a lo que muchos "creen" , cuando te dicen "busca en vos mismo" , te están diciendo en realidad, que encuentres dentro eso que buscás afuera, que sientas la unión, el calor humano y maternal, el amor universal, que encuentres lo que te une y no lo que te diferencia, porque la diferencia es pura materia y es tangible para los ojos, es el carácter pero no es más que una apariencia que deviene. Expandir la conciencia es crecer, crecer de espíritu, evolucionar el ser. Diferente a la madurez de la que se habla hoy que está sólo sujeta a un deterioro físico, ser "maduro" hoy, no es sinónimo de ser sabio y mucho menos de ser más humano. Pero hacer uso de la voluntad, y elegir la luz como camino, sin importar la edad que tenga nuestro cuerpo, es el comienzo de un gran cambio, es golpear una esfera del pool para causar efecto en otra y movilizar las piezas. Es dar, y a la vez, es encontrarle sentido a la vida. 
Por suerte, sé que aquellos que caminan conmigo son más de los que puedo imaginarme, disfrazados con el rol que sea, en cualquier lugar del mundo, en cualquier oficina o atendiendo un teléfono de un callcenter, aquellos que creen en el amor trabajan duro por defenderlo diariamente y desde su humilde lugar, pero afectando silenciosamente a un cambio de paradigmas que está en movimiento, en silencio para muchos, pero en intensidad para todos. 

miércoles, 13 de noviembre de 2013

Hola blog, buenas noches
vengo a acariciarte un rato simplemente porque me apetece derramar un poco de melancolía por acá, que de seguro no te moleste en absoluto...
Sabés... a veces me detengo a pensar, o más bien, a veces focalizo observando algo que me dispara un montón de ideas, que me abre mundos, y me hace viajar tan rápido que podrían pasar días enteros que a penas puedo acordarme que vivo en un mundo con tiempo y el espacio.
Es precioso porque en esos momentos es donde uno tiene esa delicada sensación de que todo encaja, de que tal vez sí hay un gran sentido. Realmente me ilusiono con que comprendo algo de la nada.
Concretamente, es un alud de imágenes que se entremezclan, frases, subfrases, personas, ideologías, hasta religiones diría.
Por ejemplo, ¿no viste alguna vez a una persona totalmente inspirada en la vida? ¿no te llamó la atención su manera casi artística de llevar a cabo su experiencia de vida?
-Sí, estoy muy colorida de palabra pero es por simple estado de melancolía.-
Es decir, ( y esto me remonta a uno de los primeros capítulos del Retrato de Dorian Gray) que hay personas que encuentran esa auténtica vocación, gracias a que se conectaron consigo mismos y actúan respondiendo a sus deseos más genuinos, y viven en una experiencia donde son el espíritu humano, activamente hablando. Estas personas actúan como el modelo que posa para que un artista lo ilustre en un paño de tela. Simplemente son en sus vidas, y eso es lo que los hace felices. Llevan puesto el arte en sí mismos porque son el arte, porque viven en espíritu humano, es decir, viven inspirados por la vida.
Estas personas tan sublimes en su andar, son las mismas que al observarlas me inspiran a seguir encontrando más en el camino, me hacen sentir que entiendo algo de este gran todo.
Quizás porque mi camino mismo es una búsqueda continua a sentirme inspirada. Lo que me lleva por momentos a titubear, y pensar dónde estoy? a dónde voy? qué me deparará el mañana? preguntas que no me las puede responder nada más que la vida misma. Enfin, al menos mi seguridad pasa por sentir certeza de estar simplemente donde tengo que estar.
De hecho, si tuviera certeza de mi futuro no tendría sentido experimentar la vida, ¿no?


Este año quisiera poder irme aunque sea unos días, a un lugar de este hermoso país donde sólo podamos conversar la naturaleza y yo. Y si alguien me quisiese acompañar, bienvenido será♥
"No me creas demasiado optimista; conozco a mi país, y a muchos otros que lo rodean. Pero hay signos, hay signos."

Historia tibetana♥

Cuenta una historia tibetana, que un día un viejo sabio preguntó a
sus seguidores lo siguiente: ¿Por qué la gente se grita cuando están
enojados?

Los hombres pensaron unos momentos:


-Porque perdemos la calma –dijo uno– por eso gritamos.

-Pero ¿por qué gritar cuando la otra persona está a tu lado?
–Preguntó el sabio– ¿No es posible hablarle en voz baja?
¿Por qué gritas a una persona cuando estás enojado?

Los hombres dieron algunas otras respuestas pero ninguna de
ellas satisfacía al sabio.

Finalmente él explicó:

-Cuando dos personas están enojadas, sus corazones se
alejan mucho. Para cubrir esa distancia deben gritar,
para poder escucharse. Mientras más enojados estén,
más fuerte tendrán que gritar para escucharse uno a otro
a través de esa gran distancia.

Luego el sabio preguntó:

-¿Qué sucede cuando dos personas se enamoran?

Ellos no se gritan, sino que se hablan suavemente
¿Por qué? Sus corazones están muy cerca.

La distancia entre ellos es muy pequeña.

El sabio continuó –Cuando se enamoran más aún,
¿qué sucede? No hablan, sólo susurran y se vuelven
aún más cerca en su amor. Finalmente no necesitan siquiera
susurrar, sólo se miran y eso es todo. Así es cuan cerca
están dos personas cuando se aman.

Luego dijo:

-Cuando discutan no dejen que sus corazones se alejen,
no digan palabras que los distancien más, llegará un día
en que la distancia sea tanta que no encontrarán más

el camino de regreso

jueves, 7 de noviembre de 2013

-sabés qué? si hay algo que siempre me llamó la atención, es cómo no pude sentirme identificada con el futbol, veo esa pasión que se encarna en quienes lo miran y digo, wow
- bueno pero el futbol es un símbolo de la identidad popular.
- qué paradójico, no?
-Hay Florencia no podés ir por la vida cuestionándote todo.
- Por qué? perdoname por no poder ver las cosas con los ojos de un otro que me lo impone. Reflexiono, no cuestiono solamente, ¿qué tiene de malo? me hago preguntas, ¿está mal?
- Sí, porque no podés verbalizarlo todo, algunos piensan así y tenés que aceptarlo, no podés preguntarles o reflexionarles todo.

Ok. Bueno estas conversaciones son en la mesa.
Qué contradictorios son los padres, dicen querer tener hijos que piensan, que sea independientes, dicen criticar regímenes, te dicen que seas, amoroso, que luches por la paz, por el bien común, y después te rechazan por reflexionar.
Si no pensás como ellos, no entendés, si no acatas lo establecido, sos un "pesimista", un "cerrado". ¿Más contradicciones? a veces no sé si soy yo simplemente, quizás crecí con conceptos que nada tienen que ver en realidad con lo que creo, pero ¿ser reflexivo está mal?
Qué está bien, qué está mal, bueno puede ser que le moleste que piense en voz alta, porque de hecho lo hago muchísimo, pero no es justamente eso lo que me está cuestionando.
A veces los adultos cuando los sacas de esa estructura de pensamiento, es como si sintieran un terremoto y la inseguridad los paralizara, entonces te putean y ese tipo de cosas "vos no entendés", es como fácil evadir con esa respuesta. Evaden para no aceptar que esperan un cambio que no los involucre. La juventud tiene que cambiar, pero no ellos. Se desligan de la responsabilidad, "hagan lo que nosotros nunca nos animamos a hacer". Es como fácil decir que un adulto no cambia, es mito-escusa tan simplista. Sin embargo, no hace falta ser superdotado para mirar la vida como extraños, como ajenos, como simples observadores. Eso no es ser pesimista, es ser observador, detallista quizás, nosé, y no necesariamente es bueno o malo, porque observar no es hacer juicios, es tan diferente pero tan dificil de entender para algunos.
Es paradójico también, que en ciertas culturas los sabios reflexionen y tengan la noción de "cuanta mayor edad, mayor amplitud mental", pero que sin embargo en otras los dotados de amplitud mental sean los jóvenes "porque todavía sueñan y tienen deseos y esperanzas" y se vea a los viejos como desechos , que nada pueden hacer y aportar por el bien común de los que vienen...
Enfin, divago, en honor a Albert Camus que hoy cumpliría cien años! JAJAJ "l'étranger" es un gran libro y lo recomiendo, sobretodo si saben aunque sea un poco de francés porque las traducciones a veces son poco confiables.
Enfin, no pierdan esperanzas, no dejen de ver el mundo con ojos de lente fotográfico, admiren casa detalle y jueguen con esa creatividad inexorable que tenemos los seres humanos. Porque TODOS la tenemos, solo hay que dejarla ser!

domingo, 3 de noviembre de 2013

"Cada vez iré sintiendo menos y recordando más, pero qué es el recuerdo sino el idioma de los sentimientos.." (cap 21)

nuestro poder científico había desbordado nuestro poder espiritual. Tenemos misiles guiados y hombres desorientados (Martin Luther King)

"Los hombres que pierden la salud por juntar dinero, y luego pierden el dinero para recuperar la salud por pensar ansiosamente en el futuro olvidan el presente, de modo que acaban por no vivir ni en el presente ni en el futuro, viven como si nunca fueran a morir y mueren como si nunca hubiesen vivido" Buda

Estamos en plena cultura del envase, el contrato de matrimonio importa más que el amor, el funeral más que el muerto, la ropa más que el cuerpo y la misa más que Dios.- (Eduardo Galeano)

Que no sea inmortal puesto que es llama, pero que sea eterno mientras dure. (Vinicius de Moraes)

"Pensar, analizar, inventar, no son actos anómalos, son la normal respiración de la inteligencia. Glorificar el ocasional cumplimiento de esa función, atesorar antiguos y ajenos pensamientos, recordar con incrédulo estupor lo que el doctor universalis pensó, es confesar nuestra languidez o nuestra barbarie. Todo hombre debe ser capaz de todas las ideas y entiendo que en el porvenir lo será."
(Pierre Menard, Borges)

Siempre que uno se decepciona, está equivocado. Nunca hay que decepcionarse de las respuestas que se reciben, porque si uno se decepciona, estupendo, prueba de que fue una verdadera respuesta, es decir, aquello que precisamente no esperábamos. (Sem 2, clase 19 Lacan)

miércoles, 23 de octubre de 2013

Crecimiento

Hay momentos que de lo confusos, intensos que son, logran envolvernos con ese manto de incertidumbre que tanto nos aterra. Casi mecánicamente , algunos lo expulsan lejos, ignorándolo, evitándolo y a veces hasta le gritan su negación. O bien, están quienes lo experimentan como un mar de revoluciones insoportables. En cambio, para otros simplemente son como mesetas que apagan toda ilusión.

Por miedo a la intensidad de simplemente no saber, nos desconectamos, dejándonos caer inconscientemente al punto culmine de la desesperación.

El negarlo, no hace más que cerrarnos cada vez más, haciéndonos sentir desprotegidos, diferentes, incomprendidos.

En algún instante de ese gran momento, la ola de caos rompe en la orilla, y la cabeza simplemente se rinde en ella.

Rendirse, para conectarse nuevamente. Dejándose atravesar por un silencio absoluto. Absoluto, para sólo así poder contemplar cómo la inmensidad de gotas de lluvia caen, solas, seguras y simultáneamente, para poder reencontrarse en el asfalto.

Necesitamos entonces, dejarnos caer para sentirnos gotas de lluvia.

Sentir que sentimos, puede ser nuestra libertad más profunda, o nuestra condición más asfixiante.


Como marionetas lo experimentamos en el hogar, y crecemos con aquella ambivalencia. Podemos odiar nuestros lazos, podemos amarlos. 

Pero tal vez, podemos ver a través de esa comodidad o escape, que sólo y simplemente individualmente todos, buscamos ser. Simultáneamente, para luego reencontrarnos y vincularnos nuevamente.

viernes, 18 de octubre de 2013

porque estamos exactamente donde tenemos que estar. Caminar con seguridad, sostener el infinito en la palma de la mano, sentirse eterno, y ver el universo en cada pequeña cosa que podamos sentir. Eso es todo.

http://peliculasvk.net/ver-first-position-2011-2-online/

miércoles, 2 de octubre de 2013

Los sinnombre

Como autómatas recorriendo kilómetros de historia, kilómetros  de aquello a lo que pertenecen, de lo que son y que ignoran como ajeno, de eso, que simplemente está y  que miran con recelo, marchan perseguidos por su propia sombra, alejándose.
Dibujan líneas rectas procurando no cruzarse, se creen segmentos en el tiempo y algunos llegan a cristalizarse para no sentir la intensidad de lo que son. Nombran Dios a sus Miedos y funden en él toda posibilidad de disiparse.
Se creen globos y juegan a inflarse en la carrera, algunos se pinchan con la presión, y otros se llenan tanto que pierden de vista el tablero y quedan descalificados. A estos, los perdidos, los llaman los sinnombre.
Nadie sabe dónde terminan luego. Pero aquellos más cristalizados, que temen ser quebrados, los huelen como sombras peligrosas,  expulsándolos con mitos y envidiándolos con silencios.
Nadie vio nunca el tablero, ni llegó nunca una sombra a descuartizarlos.

Pero siguen corriendo, y nadie sabe a dónde irán.

viernes, 16 de agosto de 2013

domingo, 21 de julio de 2013

La vida es un regalo

Bueno, está vez quiero decir algo muy lindo,
terminó mi primera parte del año y quiero hacer un breve recorrido.
Primeramente, son demasiadas las cosas que aprendí, con sus altibajos , con depresiones, enojos y grandes conflictos internos, con todas las emociones que quizás en otro momento hubiese reprimido, me da alegría poder decir que aprendí a sentirlas, aunque todavía me quede un largo camino interno por recorrer, creo que lo más importante que aprendí, es a escuchar mi corazón y pude reconocer muchas de las trabas que a veces nos ciegan y no nos dejan ver la real emoción que quiere desprenderse y volar desde nuestro corazón.
Todo esto no lo logré sola, quiero decir que conocí muchas personas que por alguna razón se cruzaron en mi vida para darme ese detalle que me despierte, y me anime a seguir viviendo, con toda la intensidad. Muchas ya las conocía exteriormente pero este año, pude acercarme de una manera mucho más profunda a ellos que me permitió ver la belleza que tienen adentro. Porque sí, todos tenemos belleza y oscuridad, todos tenemos trabas, corazas, miedos, cegueras, pero el regalo más hermoso que te puede hacer una persona, es abrir su corazón. Dar, el placer de dar, el placer de poder atravesar todos esos miedos que esconden nuestro corazón receptivo, es realmente alucinante, y creo que por el echo de que es tan intenso que muchos tememos, nos hace sentir desnudos, parte del espacio. Enfin, sin irme por las ramas, lo que me encantaría resaltar de esta primera parte, es la sorprendente causa por la cual se da, en ciertos momento de tu vida, que se te crucen ciertas personas que despiertan algo en vos, en el momento y tiempo indicados, lo cual es bellisimo.
Me siento muy muy agradecida de la vida que me tocó, tengo muchas ganas y energías para seguir creciendo, y además, tengo fe y tranquilidad de saber que todo aquel que hoy se distancie de mi vida, va a ser realmente porque no tenemos nada más que aprender el uno del otro (por ahora al menos), y que la cercanía y presencia no se agota con la persona física sentada a tu lado, no, sino que todo aquello que te marcó, que te regaló desde su corazón, te va a acompañar toda tu vida, y lo vas a reconocer sonriendo, porque sabés en cada detalle que te recuerda a él/ella , que te dio algo suyo, algo que podés hacer tuyo y así iniciar esta cadena de la vida de poder brindarle a otro, y hacer bien, hacer amor con cada individuo que te cruces en tu vida, en cada detalle. Porque eso somos, cada uno un importante y único detalle de esta vida humana, y tenemos que vivir llevando este hermoso valor de ser uno, entre los unos de nuestra masa social.